SOBRE EL TIEMPO QUE TENEMOS Y NO TENEMOS??

Tapa

Desde hace un tiempo, me da vueltas en la cabeza ésto de la administración del tiempo. Si es real o no que existen formas o metodos para mejorar las performances de las personas, profesional y personalmente hablando.

Obviamente que estos rollos surgen de mi propia búsqueda de entender lo que pasa y como  manejo esa falta (supuesta) de tiempo.

El 4 de Agosto, día del cumpleaños 40 de mi hermano Tomás, encontré entre sus libros (bastante arriba de la pila)  un libro con un titulo que sentí que me hablaba directamente a mí: ESPIRITUALIDAD Y ADMINISTRACIÓN DEL TIEMPO de Anselm Grün y Friedrich Assländer. En un segundo me dí cuenta que el titulo completo es algo que me falta dramaticamente. Y lo peor de todo, es que el entorno de gente con la que trato habitualmente sufren el mismo problema (aunque muchas veces no llegan a verlo).

Hoy por la mañana, compartí un desayuno con Diego Martínez Nuñez, amigo y emprendedor serial. Con él charlamos sobre estas cosas y pude compartír algunas pequeñas reflexiones que me dió y me está dando este libro:

  • Nunca nos falta el tiempo, el tiempo siempre está y los que pasamos (por el tiempo) somos nosotros.
  • Vivimos demasiado pendientes del mañana y del ayer, en vez de vivir el hoy con intensidad. Nuestra vida, la que debemos querer es HOY.
  • Debemos hacer una lista de tareas por día y como prioridad hacer las que más nos disgustan, asi nos quitamos el sentimiento de culpa por no hacer algo.
  • Oración y Trabajo son dependientes una de otra y sin ese equilibrio no llegamos a ningún lado. Tenemos que dedicarle tanto tiempo a la oración (reflexion) como al trabajo.
  • 10 minutos con mucha atención, es mucho mejor que 1 hora disperso. Y respecto a esto, les comparto  un cuento que está en el libro y me gustó mucho:

Una antigua historia zen del maestro Ikyu, fallecido en 1483, relata lo siguiente; “Un alto funcionario que había venido de lejos a fin de tomar clases con el maestro, le pidió que le enseñara algo de la filosofía de la vida. El maestro tomó una hoja y escribió la palabra “Atención”. El funcionario preguntó desilusionado si eso era todo. El maestro volvió a tomar la hoja y escribió nuevamente: “Atención, Atención”. El funcionario, enojado, le dijo que esperaba algo más. Entonces el maestro escribió: “Atención, Atención, Atención”.

Para terminar.. y no si tiene que ver mucho con esto, hay un dicho popular que dice: “LA MUERTE ESTÁ TAN TRANQUILA DE SU VICTORIA, QUE TE DA TODA UNA VIDA DE VENTAJA”.

Si les interesa el libro, y yo se los recomiendo, lo pueden comprar haciendo Clik acá.

Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s