YEH, ARE YOU DIGGIN ON ME!

(Tiempo de Lectura 4´28″)
Hay mucha gente, entre los que me incluyo, que somos realmente emocionales. Todo lo que pasa -a nosotros o a otros-, lo procesamos desde las emociones.

Esto es muy bueno muchas veces, ya que nos conecta con “el nervio” del hecho; pero hay otras en que esa “emocionalidad”, nos ciega completamente y nos anula la capacidad de análisis.

Esto viene a cuento de algo que me pasó -inmediatamente llegó a la categoría de anécdota-, y además involucré a mi mujer -ella totalmente racional-, que no le dí margen para ni siquiera pensar, y la sume a mi locura….

Espero que en este cuento, les pueda transmitir un poco al menos de lo que vivimos ese día.

Era el 11 de junio de 2008, yo estaba trabajando en la Agencia cuando Esteban L. de CCU (Budweiser) me llama a eso de las 18,30 hs para decirme que como sabe que me gusta el jazz, tiene algo único para ofrecerme…. pese a la desconfianza inicial que pude tener, lo alenté para que me diga que era eso TAN bueno para mi. Y efectivamente me rompió la cabeza. Tenía dos entradas centrales en fila 4 para escuchar, ese mismo día, a las 20,30 hs -si, dos horas más tarde- a JOSS STONE que se presentaba en el Luna Park.

La cuestión es que esos días -miércoles- yo estaba formando parte de un entrenamiento en Dale Carnagie y como todo compromiso asumido, lo tomo como obligación. Me rompí la cabeza para ver que excusa ponía para faltar, pero al no encontrar ninguna, terminé llamando al Entrenador y se lo conté sin filtros. Obvio que lo que me dijo es que vaya, disfrute y después lo comparta con el grupo. 1° paso allanado.

Como padre de dos hijas muy chicas -en ese momento, ahora tres-, sabía que con tan poco tiempo de programación, a mi mujer le iba a descontrolar todo, pero tal fue mi entusiasmo, que terminamos dejando las chicas en lo de mi hermano, que vive frente a casa. 2° paso allanado.

Siendo honesto, esto de tener hijas muy pequeñas, no te permite tener mucho tiempo para estar a solas con tu mujer, así que el entusiasmo fue mayor cuando caímos en cuenta que ibamos a poder tener un programa de novios prácticamente. Así que con todo arregaldo, entradas en mano y los dos acicalados, partimos hacia el Luna Park.

Cómo todo día de semana, por la tarde noche se hace muy dificil encontrar lugar para estacionar en Puerto Madero, pero luego de un par de vueltas, el auto encontró su lugar. Desde ya que estabamos tarde, y entre mis nervios y ansiedad, la llevé flameando a mi mujer hasta el estadio, preguntando a cada persona que cruzaba cuál era la entrada para mis lugares. Lógicamente la entrada era la más lejana posible, pero finalmente llegamos.

Desde el momento que entramos nos sentimos himnotizados con el ambiente, la puerta era la central, imponente y la atención muy buena. Mientras caminabamos hacia el ingreso, ya se empezaba a oir fuerte los gritos de la multitud coreando un clásico de Joss Stone “Super Duper love” …Yeh, are you diggin on me!!!… imaginense que yo ya estaba moviendo los hombros y los brazos como si fuera un músico más al ritmo del “Yeh, are you diggin on me!!” y cuanto más caminabamos hacia el escenario más nos envolvía el “Yeh, are you diggin on me!!”… La música hacía que nuestros cuerpos respondieran solos al “Yeh, are you diggin on me!!!” y nosotros cada vez más himnotizados….

joss stone2

Ahí estabamos, en el pasillo de la fila 4, todo el estadio parado coreando cada vez con más energía “Yeh, are you diggin on me”, mientras el acomodador hablaba con unos “vivos” que estaban en nuestros asientos…. mientras seguiamos todos cantando y bailando “Yeh, are you diggin on me”… yo estaba alucinado, Joss Stone a 5 metros nuestro… era como que nos cantaba a mi mujer y a mi.. UN SUEÑO.

En eso veo que el acomodador, después de una discusión con “los vivos que ocupaban nuestros asientos” se acerca con una sonrisa un poco extraña… mientras… “Yeh, are you diggin on me!!!”, me encara y le pregunto: ¿Algún problema?, ¿Están bién los tickets?…. y sin mirarlo siquiera, seguiamos Yeh, are you diggin on me!!”…. Me contesta: Que día es hoy?, Digo: jueves, Dice: si, pero que número?, Digo: 11 y entonces, cómo quien dice “hoy comí una mila con fritas” me dice: Tus entradas son para el 21!!!!!!!

Mientras la música seguía “Yeh, are you diggin on me!!” nosotros totalmente nockeados nos dirigimos a la puerta de salida.,…. y cantábamos “Yeh, are you diggin on me”…. y así seguimos hasta hoy. Cada vez que nos acordamos con mi mujer, nos miramos y decimos “Yeh, are you diggin on me!!”… y no paramos de reirnos!!. En fin, creo que fue la salida más loca, más divertida y más frustrante que tuvimos…

Desde ya que terminamos comiendo tranquilos una Pizza en Romario frente a casa, aprovechando que estabamos solos.

Ahora y para terminar. Al inicio del post les dije que la emoción nos ciega completamente y nos anula la capacidad de análisis. Y eso es lo que me pasó. Por esto mismo, les recomiendo enfáticamente que, cuando vivan este tipo de emociones, antes de lanzarse de cabeza, al menos cuenten hasta cinco así no les pasa lo que a nosotros.

Espero que les haya gustado este post. Les dejo EL MOMENTO DE JOSS para que lo vivan con nosotros.

Abrazo

5 pensamientos en “YEH, ARE YOU DIGGIN ON ME!

    • Sos un idolo!! Ernesto, con Maqui nos reimos todavía y va a quedar para la posteridad!!!
      Abrazo Grande… y no dejes de mandarme tu participacion!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s