ESCRIBIENDO MI FUTURO.

Cuantas veces me pregunto sobre mi fututo!!

Sobre mi futuro inmediato, a mediano, o largo plazo.

Cada vez que hacemos o decimos algo, estamos escribiendo nuestro propio futuro y de eso se trata este post.

El mar, inmenso e interminable…

Nos sentamos a la orilla a mirarlo (a ese único, grandioso y mismo mar) y ese ir y venir de las olas siempre es distinto. Vuelve de una manera y segundos después vuelve distinto y sin embargo nunca dejó de ser Mar.

Nosotros nunca dejamos de ser nosotros mismos, a pesar de los cambios, a pesar de nuestras decisiones. La gente nos puede cuestionar, nos puede juzgar, pero si estamos tranquilos de que hacemos en lo inmediato, sin duda el futuro nos lo va a recompensar.

Pasan muchos años, para algunos veinte, para otros ochenta, para mi cuarenta, en que me doy cuenta que todo lo que hice siempre fue para los demás, y que ser egoísta, desde el buen sentido del egoísmo, es una necesidad que tenemos y nos debemos si no queremos morir arrepentidos por lo que dejamos de hacer.

Empezar a pensar en uno mismo, significa poner nuestras necesidades por encima de la de los demás y eso traerá muchos ruidos y dolores. Dolores porque gente que siempre espera que seas de una manera, no va a conformarse con tu no.

Decir no es doloroso para quien no está acostumbrado, pero mas doloroso es darse cuenta que cada Si a alguien, fue un no que te dijiste a vos mismo.

Como padre, cuando hablo de egoísmo o de pensar primero en mi, no es estrictamente así, porque pensar en mi es pensar en Maqui y las chicas. Y son ellas las que están por encima de todo el resto. Parecerá una obviedad, pero no es así.

Me guste o no, me he encontrado en infinidad de situaciones en que elegí por otros antes que por mí y aunque me cueste aprenderlo, llegó mi momento, el momento en que la única prioridad va a estar en casa (en mi y en mi familia). Porque como dice el dicho, “La Caridad empieza por casa”, que aunque lo repitamos y lo sepamos de memoria, nunca lo practicamos.

Ésta año sabía que vendría con cambios, lo intuía y lo esperaba. Pensarán que estaba obsesionado con mi 40 años. No fue así, pero sin embargo coincidió con éstas búsquedas.

Los últimos años puse mucho esfuerzo en mi trabajo, en tratar de crecer fruto de mi esfuerzo y de mi inteligencia. Tengo claro que soy esforzado para trabajar y que dentro del ámbito que me manejo, el comercial y el marketing, y el de las relaciones, entiendo que me manejo muy bien. Sin embargo, del otro lado hay personas. Personas que no tienen ni tu urgencia ni tus necesidades.

Un amigo me dijo un día, cómo para alentarme “Hay que pensar distinto, para que luego todos piensen igual!”. Y obvio que me lo dejó picando y lo pensé mucho. Sí, hay que pensar distinto, y no tengo dudas que a la gente común lo distinto le da miedo. Me tranquilizó mucho y me ayudó a seguir tomando decisiones.

Dentro de esas decisiones que tomé, está la más actual, la más difícil.

Decidí dejar de lado mis años en marketing, en publicidad. Mi años escribiendo propuestas super prometedoras, mi años de trabajar en lo “virtual” para poder sumarme a un trabajo “real?”, a un proyecto que me permite crecer económicamente y que se alinea perfectamente al proyecto de vida que tenemos con mi familia.

Ya no me importan los cargos, tampoco los aplausos falsos de otros, los “que buena idea” o “con esta la pegás”. Lo que me importa es MI futuro. Y cueste lo que me cueste, las decisiones están tomadas.

Mi última experiencia de trabajo me enseño muchísimo.

Pero la enseñanza fue por oposición. Conocí una persona que me mostró con una claridad estremecedora lo que no quiero de mi vida. Una persona que se auto engañaba hablando de valores y moral, cuando lo único que lo movía era el dinero. Una persona que no creía en nadie más que en él. Un tipo muy astuto que caía siempre parado. Un tipo inestable, que tan solo pensar en él me ponía nervioso. Tanto fue así, que decidí dar ese paso al costado.

En estos primeros meses del año, me encontré con el opuesto. Gente que trabaja, gente alegre, gente responsable, gente con valores. Ésta gente me ayudo a volver a creer y volver a querer.

Hoy estoy empezando un nuevo camino, pero con la seguridad que este camino es largo y que tiene mucho futuro y que el éxito depende de mi. No tengo dudas que voy a volver a inventarme y que ahora, con más años, con más experiencia, los resultados serán otros.

Ya veremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s