31_01_11 – VOLAR

Hace días que quería hacer una foto como esta.

Literalmente se la ve flotando! Con una expresión de “yo desde acá puedo todo”. Me impresiona la alegría que transmite y la tranquilidad que tiene a pesar de estar por encima de los dos metros del piso, y de su año y medio!

Espero que les guste, son esas imagenes que me alegran el día!

E

14_01_11 – DESCANSO DEL GUERRERO!

Estoy sentado escribiendo esto, mientras Inés tiene su cabeza apoyada en mi pierna, mirándome de reojo y con una sonrisa!ME DERRITO!

Miro el word, así en blanco como viene cuando querés escribir algo. Y pienso.

Mi cabeza repasa por partes mi día, desde la mañana hasta ahora, buscando ESE momento tan especial que merece un lugar acá…. Bueno, en realidad no lo voy a poner tan en Estrella, pero tampoco poner por poner.

Mi día fue muy diferente a Otros, partí a la Oficina con Delfina y Clara y tuve que dividirme para cumplir con mis tareas del día y jugar con ellas. Levanto los ojos recordando ese momento y lo único que nace es una sonrisa. El trabajo es trabajo, y a pesar de tener logros individuales y de equipo, ninguno se compara a estar 1 segundo con alguna de mis mujeres!

A pesar de haber pasado los cinco días reglamentarios de la semana, a mi se me hizo eterna! Cansadora! Pero finalmente acá vamos, empieza el fin de semana y cuando me quiera dar cuenta ya termina 😦

Por eso te regalo una foto que a mi me reconforta, me alegra y descansa. 🙂

Muy buen Fin de semana!

TENER CONFIANZA.

“La confianza es una hipótesis sobre la conducta futura del otro. Es una actitud que concierne el futuro, en la medida en que este futuro depende de la acción de un otro. Es una especie de apuesta que consiste en no inquietarse del no-control del otro y del tiempo”. LAURENCE CORNU – La confianza en las relaciones pedagógicas.

Hace unos días, me confiaron un trabajo que debía ser realizado en 24 hs hábiles, e incluía la contratación y coordinación de varios proveedores. Con la misma confianza que ellos depositaron en mí, hablé con mis proveedores.  Por suerte el trabajo íntegro salió tal cual lo proyectamos.

Este trabajo implicaba la construcción de un stand, selección y capacitación de promotoras, uniformes, telefonos celulares, instalar identificaciones para cerca de 250 comercios en Pilar, Martinez y Moreno. Todo en 24hs hábiles. Más allá de haberlo podido realizar, caí en cuenta que en este tipo de pedidos, uno no se concentra en el negocio que gana, sino en el compromiso que se asume y la intensidad con que lo encaramos.

Lo que me hizo pensar esto, es cómo más allá de ser un trabajo, uno construye una red de confianza para arriba y para abajo, del que todos dependemos. Esa red, tiene una característica de opuestos muy obvia. Es por igual rígida y frágil.

Siempre que interactuamos con otros, sea cualquiera el nivel de interacción, implica poder confiar o que confíen. También comprobé que si llevamos los momentos de presión y tensión con el nivel de adrenalina adecuada y mucha alegría, el resultado es aún más gratificante.

Lamentablemente nos encontramos casi a diario, que gente que rompe con estas “redes de confianza”, redes capaces de sostener cualquier cosa. Esto a los líderes y a los que están por debajo, lo obliga a ser muy cuidadosos al momento de seleccionar las personas. Y como piezas de algo mayor, todos somos necesarios, indispensables, imprescindibles.

Esto me hizo replantearme todas las cosas que hago, como cada vez que acepto un pedido, me ofrezco para algo, propongo algo, todo, pero absolutamente todo implica un grado de responsabilidad y de confianza que nos haría pensar más de una vez las cosas antes de hacerlas.

Soy de los que peco por decir que si mucho, por querer ayudar a todos, por ofrecerme para todo.. pero eso también es parte de mi esencia y de mi alegría diaria. Creo que si no lo hiciese, sería un tipo triste.

Lo que quiero decir con esto, es que tenemos que tener la certeza y alegría que debemos confiar en los demás (aunque a veces cueste) y tenemos que sentirnos honrados porque confíen en nosotros.

Te mando un saludo y espero que esto te guste o te haya servido de algo. Que tengas una buena semana!


PANDEMIA DE INSENSIBILIDAD

Una pandemia, vocablo que procede del griego pandêmon nosêma, de παν (pan = todo) + δήμος (demos = pueblo) + nosêma (= enfermedad), expresión que significa enfermedad de todo un pueblo es la afectación de una enfermedad infecciosa de los humanos a lo largo de un área geográficamente extensa

Por la mañana mientras caminaba hacia un reunión, previo acompañar a mis hijas mayores al colegio, pensaba en el estado en que estamos los que vivimos en la Capital Federal.

Caminamos inmersos en nuestro propio mundo, nuestros propios problemas, ajenos a lo que nos pasa alrededor. Esquivamos basura, baldosas rotas, m….. de perros, indigentes tapados con sus mantas durmiendo en la vereda y NI LOS MIRAMOS. Los autos y colectivos que no respetan el paso y te obligan a correr para cruzar a pesar de estar con un cochecito, agresión permanente de la gente, mal trato, falta de educación. Y lo primero que pensé fue QUE NOS PASO?, pero triste me quedé cuando caí en cuenta que el problema es LO QUE NOS PASA.

Desde hace tiempo, en realidad desde el día que Maqui quedó embarazada de Delfina, me preguntaba si yo quería educarlas y que crezcan en Buenos Aires. Hoy, ya con tres hijas, y con una ciudad y un país que sigue “rumbo a lo desconocido” me planteo más que nunca esto.

Desde que nací hace ya 40 años, viví en Barrio Norte; Tengo recuerdos de irme de casa al kiosco de revistas y pasar toda la tarde con Tito -el diariero- y Mamá ni se preocupaba porque no pasaban las cosas que pasan ahora…. ya hablo como viejo y todo. Hoy me da miedo que mis hijas quieran correr como yo la hacía, me da miedo que se suelten, que saluden a desconocidos. Pensé si era paranoia mía, pero hablando con otros padre, los comentarios fueron los mismos o peor.

Claro que en medio de esta realidad, hay personas que desde su lugar tratan de inculcar educación, valores, alegría. Cosas tan básicas y elementales pero tan ausentes  y poco a la vista, que asustan. Y que hacer al respecto es la gran pregunta,

  • ¿que puedo hacer yo para cambiar mi entorno positivamente?
  • ¿Cómo hago para ir contra este sistema?

La primera propuesta para poder empezar a cambiarme yo en primera instancia, es lograr ponernos en el lugar que se coloca un fotógrafo, ya que él no ve las cosas, LAS MIRA, y allí encuentra los motivos y los conceptos que busca fotografiar. Ese es el ojo que yo les invito a utilizar, un ojo que nos haga mirar las cosa, involucrarnos con lo que vemos y comprometernos con eso. Difícilmente creo que podamos ir contra el sistema, pero si podemos elegir con quien y en donde queremos estar.

Hay veces que el anhelo que tenemos implica sacrificios, pero esos sacrificios traen aparejada una alegría si los sabemos manejar. Siempre los sacrificios vienen en combo con un premio.

No te sigas enfermando, no te dejes infectar por esta ciudad enferma donde vivimos. Tenemos que curar esta pandemia con un cóctel de ALEGRIA, EDUCACION Y VALORES. Esto es lo que indudablemente nos hará más inmunes y con esa fortaleza podremos caminar con la frente bien en alto y contagiando salud a quienes nos rodean. Usalo en la calle,  en tu casa y en tu trabajo. Después contame como te va, seguro que nos podemos llevar lindas sorpresas.

Sobre las parejas y el Matrimonio.

Desde hace tiempo, por distintas cosas, con mi mujer venimos hablando sobre separaciones, divorcios, infidelidades y todo lo vinculado a las peleas de pareja. Pareciera que a medida que uno va creciendo, esto que veíamos de lejos, empieza a acercarse y rodearnos rodeándonos de gente que vive estos temas.

El motivo de este post no esta relacionado con un tema puntual que conozca, pero si reflexionar sobre esos motivos que pueden llegar a ser los culpables de que se produzcan estos hechos, y en general creo, somos nosotros mismos quienes “inconscientemente” los provocamos.

Lo que escuchamos siempre son cosas como, “uh! no sabes, él se fue con otra… pobre fulana!” ó,  “se mataban todo el día, parecían perro y gato!” ó, “ella no lo aguantó más! se fue….”, ó “la plata los separó”, ó “puso el trabajo antes que a su pareja”, y miles de asuntos más.

Lo primero que veo, es que estas parejas ven lo que les sucede, una vez que pasó. Es como que el proceso lo viven como una ceguera permanente, o una “inconsciencia consciente” (parece contradicción, pero es no querer ver lo que tenemos delante). Es como soltar una pelota en el agua, y aunque vemos que de a poco se aleja, no hacemos nada por retenerla, y cuando nos damos cuenta que realmente la queremos, ya está muy lejos.

Hoy día hay muchas parejas jóvenes que no duran nada juntos, y creo que muchas de esas rupturas parten de haber invertido el orden natural de las cosas. Muchos de ellos confunden buen sexo con enamoramiento. Se pelean, sexo. Se levantan mal, sexo. No les gustó el café, sexo. Éste ejemplo es ridículo y exagerado, pero el conocimiento del uno por el otro, el escucharse, el crecer juntos, el desprenderse de cosas que me gustan por el amor que le tengo a la otra persona, nunca fue la prioridad y el basamento para construir algo nunca estuvo.

No soy ni cerca profesional de esto, aunque mi vida entera la viví enamorado. De cualquier cosa, pero enamorado.

Cuando una relación se inicia, siempre vivimos ese “deslumbramiento” por el otro o la otra. Luego de ese deslumbramiento llega el enamoramiento y luego, “LA ELECCION”.

A pesar que yo creo que éste es el orden natural correcto, siento que lo más importante, lo que define a una pareja, es “LA ELECCION”.

Y porque la elección? Porque en nuestro corazón, en ese momento que sabemos está ahí, es cuando definimos como queremos que sea nuestra vida juntos. De una u otra forma, nos planteamos un objetivo y delineamos un camino a transitar para llegar con éxito.

Claramente, ese camino que “dibujamos” como algo soñado, muchas veces dista de serlo, porque la vida misma conspira contra el amor, conspira contra esos sueños.

Yo soy de esos tipos que creen en el amor,  y que luchan día a día por el amor. Soy un convencido que AMAR significa sacrificar mucho, resignar mucho, dar mucho y siempre, pero siempre, no esperar nada a cambio.

Dios a mi me regaló esta bendición (a mi mujer y el Matrimonio), y aunque muchas veces discutimos y disentimos en cosas, los dos sabemos que “LA ELECCIÓN” que hicimos y hacemos, es la que nos hace felices. Ver a nuestras tres hijas, hace no solo que me sepa padre, sino que me permite ver el verdadero fruto de nuestro amor. No debemos confundir las cosas, yo me casé con mi mujer y no con mis hijas y a quien le debo fidelidad y sacrificio es a ella.

Cuando menciono lo del sacrificio, lo que dejamos por el otro, es una de las cosas que a veces los recién separados se aferran como para tener una razón o justificativo de esa decisión.

Hablando sobre estos temas con Juan Pedro (muy amigo mío y además  sacerdote), él me decía de la importancia de la individualidad de las dos  personas que forman la pareja. Ambos somos personas individuales, cada  uno con sus propios intereses. Los dos libremente, elegimos vivir juntos  (como matrimonio) y como fruto, tener hijos. Él puntualizó sobre lo  importante que es, aunque no lo veamos ahora, que cada uno pueda hacer  algo “egoísta” que me haga crecer a mi como persona. Esto me hará crecer y  me fortalecerá para continuar construyendo mi vida de pareja. Si los dos lo  hacemos, se convierte en un coctail imbatible. Y ese matrimonio, Fuerte,  Sólido, Alegre, Desprendido, Generoso, hará que todo ese camino, más allá  de las dificultades, sea un camino de alegría.

Cómo resumen de esta catarata de ideas que se me cayeron, quiero hacer  unas sugerencias que las pienso para mi diariamente. Enamorate todos los  días de tu pareja, Sorprendéla con regalos, Escuchála, dale muchos besos,  mimála. Todo lo que hagamos y todo lo que más nos cueste, sin duda va a  volver con intereses.  Siempre lo que más nos cuesta, es lo que más nos  premia a la larga.

Hasta la próxima.

3 DE MAYO

Algo de lo que siempre voy a estar un poco arrepentido, es no haber terminado la carrera que comencé estudiando. No es que eso me haya dificultado desempeñarme en el ámbito laboral (por suerte), porque gracias a Dios no tuve mayores problemas con eso.

En cuanto a mi actitud frente a los desafíos, siempre los sentí como  una carrera de 100 metros… mucha potencia, empuje y foco…

Pero siempre tenía un problema, cuando pasaba esa distancia las fuerzas y el interés caían abruptamente y terminaban (los proyectos) sin pena ni gloria en el más absoluto olvido.

La verdad que esto no fue exclusivo del estudio, también me ha pasado en muchos aspectos vinculados al cuidado en la alimentación, el deporte, etc…

Cuando en julio de 2001 conocí a Maqui (hoy mi mujer), madre de mis tres increíbles hijas, un temor me vino a la mente, y fue cómo hacer para no caerme en el “proyecto” de construir una relación, una familia..

El próximo 3 de mayo es nuestro aniversario por los primeros 7 años de matrimonio. 7 años que si algo han tenido de monótonos, fue justamente lo nada monótonos que fueron. No hubiese podido siquiera imaginarme lo variado que podía ser….

En estos 7 años pasaron muchas cosas que cuando las repaso me emocionan… 7 años parecen poco y pueden ser una vida, o tres.

Esas tres vidas son Delfina, Clara e Inés, regalos que aunque los soñaba, nunca los podía imaginar así. Verlas dormidas y saber que son mías, que son fruto de un inmenso amor, es un verdadero milagro.

Asombrarme todos los días por la mujer que tengo, y darme cuenta que cada día conocemos algo nuevo es mágico.

Entender que Dar y Recibir es una constante que hay que asumir con humildad.

Cuando ni siquiera estábamos pensando en casarnos, una amiga nos dijo: “por la plata no se casan?, una vez que pongan la fecha las cosas se dan solas!” y tuvo toda la razón del mundo. Es más, tardamos menos de 10 días en tener reservada la iglesia.

Se que la vida no siempre es color de rosas, siempre estamos expuestos a vivir experiencias que no queremos y que no elegimos y tratamos de prepararnos para que en esos momentos de crisis, de debilidad, de tristezas Dios nos mantenga fuertes, unidos y luchando por lo que queremos, nuestra familia y nuestro amor.

Este 3 de mayo cumple 7 años de casado y me siento la persona más feliz del mundo.

SOLO POR HOY.

Muchas veces leo cosas, frases, citas y otras que me sacan una sonrisa, porque pareciera que son recetas de la felicidad perfecta. Son ideales de un mundo lindo, de un mundo donde todo está bien.

Hace rato vengo hablando y repitiendo sobre vivir el hoy, disfrutarlo, agradecer lo que tenemos y no quedarnos estancados en problemas de ayer o amargarnos con problemas futuros. Pero encontré éste SOLO POR HOY, de Sibyl F. Cartdrige dentro del libro de Dale Carnegie que estoy leyendo y que realmente me gustó, y es como un desafío para quien se anime a intentar llevarlo a cabo.  son 10 puntos que tenemos que hacer SOLO POR HOY, parece fácil, pero sin duda quien lo logre seguramente viva en un mundo mejor que el de otros muchos.

SOLO POR HOY. Sibyl F. Cartdrige

1. Sólo por hoy, seré feliz. Esto supone que es verdad lo que dijo Abraham Lincoln, que “la mayoría de las personas son tan felices como deciden serlo”. La felicidad es algo interior; no es asunto de fuera.

2. Sólo por hoy, trataré de ajustarme a lo que es y no trataré de ajustar todas las cosas a mis propios deseos. Aceptaré mi familia, mis negocios y mi suerte como son y procuraré encajar en todo ello.

3. Sólo por hoy, cuidaré de mi organismo. Lo ejercitaré, lo atenderé, lo alimentaré, no abusaré de él ni lo abandonaré, en forma que será una perfecta máquina para mis cosas.

4. Sólo por hoy, trataré de vigorizar mi espíritu. Aprenderé algo útil. No seré un haragán mental. Leeré algo que requiera esfuerzo, meditación y concentración.

5. Sólo por hoy, ejercitaré mi alma de tres modos. Haré a alguien algún bien sin que él lo descubra. Y haré dos cosas que no me agrade hacer, sólo, como dice William James, por ejercitarme.

6. Sólo por hoy, seré agradable. Tendré el mejor aspecto que pueda, me vestiré con la mayor corrección a mi alcance, hablaré en voz baja, me mostraré cortés, seré generoso en la alabanza, no criticaré a nadie, no encontraré defectos en nada y no intentaré dirigir o enmendar la plana al prójimo.

7. Sólo por hoy, trataré de vivir únicamente este día, sin abordar a la vez todo el problema de la vida. Puedo hacer en doce horas cosas que me espantarían si tuviera que mantenerlas durante una vida entera.

8. Sólo por hoy, tendré un programa. Consignaré por escrito lo que espero hacer cada hora. Cabe que no siga exactamente el programa, pero lo tendré. Eliminaré dos plagas, la prisa y la indecisión.

9. Sólo por hoy, tendré media hora tranquila de soledad y descanso. En esta media hora pensaré a veces en Dios, a fin de conseguir una mayor perspectiva para mi vida.

10. Sólo por hoy, no tendré temor y especialmente no tendré temor de ser feliz, de disfrutar de lo bello, de amar y de creer que los que amo me aman.