SOY POBRE, NO TENGO BLACKBERRY!!

El título de este post no es mío. Se lo tomé prestado al blog MARKETING Y ESTRATEGIA de Diego Regueiro. A Diego lo conozco hace muchos años y desde que comenzó con su blog sigo lo que publica, ya que su visión observadora, crítica y objetiva, van muy alineadas a mis propios principios.

Hoy por la mañana, como todas las mañanas reviso mis correos y me encuentro con el Asunto en uno de ellos “SOY POBRE, NO TENGO BLACKBERRY”. Sin leer el contenido lo primero que pensé fue, “definitivamente sos pobre, pero no por no tener blackberry, sino por creer eso”.

Desde ya que me tiré de cabeza a leer de que se trataba y me resultó muy interesante, por eso se los transcribo a continuación:

SOY POBRE, NO TENGO BLACKBERRY!!
“Hace unos días estaba en la fila  en un aeropuerto esperando para hacer el check-in, cuando escuché como una mujer le decía a otra la frase del título: “Soy pobre, no tengoBlackberry“.

¡Qué frase! Les cuento que la mujer no tenía nada de pobre, pero ella ASI se sentía.¿Cómo puede ser?

Esta frase me recordó un poco lo que vivimos en el mundo de hoy, donde la gente percibe y se percibe en función de las cosas que tiene o no tiene. Esta escala de su propia percepción y el sentido del tener tienen impacto directo en su visión del mundo y cómo está ubicada la gente según esa mirada.

Esa mujer no es pobre, pero se siente pobre. ¿Qué es lo que importa, la realidad fáctica o lo que ella cree que es? Definitivamente, lo segundo, porque hablamos de sentimientos, y sensaciones. Es tal el impacto que tienen algunas cosas materiales (donde la tecnología es un gran disparador), que la tenencia o no de un determinado bien precipita sentimientos fuertes como los del título.

La pobreza no pasa por tener o no una Blackberry, pero “parece” que sí. En estos casos, es como que se presentan 2 mundos bipolares: lo tenes o no lo tenes. Si lo tenes, estás cómodo y confiado. Si no lo tenes, te falta algo, tenes angustia o ansiedad, o sentimiento de exclusión, de estar fuera, de no ser parte, de ser distinto o menos. O como dijo la mujer, de ser pobre.

El marketing tiene mucho que ver con esto. Marketing trabaja para despertar sensaciones en la gente, sensaciones de vacío, de baja autoestima, de interés, de deseo por estar “en el otro lado”. Sin embargo, es importante también entender que la tenencia (o no) de cosas, no nos vuelve más o menos pobres o ricos, aunque asi pareciera. La verdadera riqueza o pobreza pasa (o debería pasar) por otro lado.”

Por Diego Regueiro / Director Ejecutivo / Marketing y Estrategia

Realmente me asusta muchas veces el grado de superficialidad que alcanzan ciertas personas. Porque Son o No Son si tienen o dejan de tener tal o cual cosa. Y es verdad que muchas personas no solo lo piensan, sino que lo creen. Si nos ponemos en posición de observador, podemos encontrar fácilmente en una reunión que muchos de ellos sonríen solo mirando las pantallas de sus telefonitos sin percatarse (parece) que están con otras personas. QUE TRISTE QUE ES!!

No puedo negar mi propia realidad, me encanta la tecnología y me encantan estos aparatos y si no lo tengo es porque me lo robaron y no volví a comprar. Tampoco voy a negar que como herramientas de trabajo son muy útiles, pero no para todos los trabajos y no para todas las personas. En mi caso que estoy todo el día con la computadora, claramente no lo necesito.

Volviendo a lo que escribió Diego, yo agregaría que hace falta que nos conozcamos un poco más internamente. No tenemos el valor muchas veces de desconectarnos del mundo para conectarnos con nosotros y con nuestro prójimo. Me hizo acordar a un comercial que sin palabras, nos muestra gráficamente esta enfermedad que muchos tenemos alrededor de todo el mundo. El comercial justamente se llama “Disconnect to Connect”

Esto es algo en lo que pienso mucho y definitivamente no quiero ser como éstos del video. Elijo estar con Maqui (mi mujer), con mis hijas, leyendo, escribiendo, solo pensando o meditando, antes que perder el tiempo con estos aparatos.

Hay veces que es muy duro asumirnos y aceptarnos como somos sin depender de lo “accesorio”… Yo no soy un teléfono, no soy una computadora, ni un auto y mucho menos un cargo en una compañía… y cuantos ejemplos más. En mi caso, soy Ezequiel de Olazábal, tengo unos padres increíbles que dieron y dan su vida por sus ocho hijos, estoy casado con una mujer espectacular y tengo tres hijas que ni en mis sueños más lindos las podría haber soñados así….. Que más puedo pedir?¿No te parece que soy inmensamente Rico? No tengo y no tenemos derecho a creer que somos o dejamos de ser porque “NO TENGO BLACKBERRY!!! 🙂

No dejen de seguir a Diego Regueiro y su MARKETING Y ESTRATEGIA.

Buena Semana

13_01_11 – TRES BUSTOS!

A pesar de ser las 2 AM, para mi sigue siendo jueves. Recién llego a casa y no quería dejar de publicar una foto. En realidad, la foto que me toca cada día.

El tema es que inicialmente creí que todas las fotos tendrían que ver con lo que me pasaba cada día, y me estoy dando cuenta que no es tan facil mostrar algo, principalmente cuando no tengo la cámara en la mano. Cómo trabajo en Belgrano, y me paso con mi mochila, mi macbook, mis papeles… a eso si le agrego mi cámara de fotos, se me puede hacer ademas de muy pesado, riesgoso.

La cuestión es que una cosa que me pasa, es que arranco la mañana mirando con esa mirada de quienes buscan “eso” que quieren fotografiar y lo encuentran o no, en el momento menos pensado. Yo pensaba llegar a casa y salir a dar una vuelta por ahí a ver que veía. Pero cuando me baje del subte para ir a buscar a las chicas me encontre con estos “bustos” que la verdad, ni me preocupé saber de quien eran.. muy mal che 😦 De todas maneras me enganche con estos tres personajes y decidí retratarlos con mi BlackBerry. Están en la Plaza Houssay, en frente a la Facultad de Ciencias Económicas.

Espero que te guste.

BARROTES TECNOLOGICOS!

Escena 1

Estoy tomando agua en la cocina a oscuras a las 4 AM, mientras  reviso los correos en mi Blackberry. Y entro a mis dos cuentas en Twitter .

Escena 2

Voy caminando por la calle con mis dos teléfonos en la mano y mirándolos cada 10 segundos como si les pidiera que suenen…

Escena 3

Clickeando como psicótico enviar y recibir en mis correos, como si algo de otro planeta fuera a pasar si no entra ningún mail.

Escena 4

En el gimnasio, 8,30 hs, revisando al finalizar cada rutina mi teléfono, “bendito BB” para ver si pasa algo, o alguien me necesita….

Se que terminaste de leer ésto y lo primero que pensaste fue “QUE ENFERMO ESTE PIBE”… y sabés que? TENES RAZON!!!

Esto no es de hoy, toda mi vida me enganché con cada productito nuevo que hay en Internet, que ICQ, que MSN, que SKYPE, que FACEBOOK, que TWITTER, que FORSQUARE, mi BLOG… Leo esto y me agoto!

Quiero dejar claro que me siguen encantando todas estas herramientas. Y si, las llamo herramientas, porque bien usadas son fantásticas, realmente pueden hacer más fácil tu vida! Pero hasta que las aprendemos a usar ¿QUÉ ESTABA HACIENDO?

En otros post de ALGO HABRA hablaba SOBRE EL TIEMPO QUE TENEMOS Y NO TENEMOS, VIVIR CONCIENTES o sobre si SABEMOS LO QUE HACEMOS? y muchos más. Todos apuntan justamente a mejorar la calidad e intensidad de nuestra vida. Tristemente me doy cuenta que no soy UN enfermo, sino que hay TODA UNA SOCIEDAD ENFERMA que vive presa de sus propias prisiones.
Somos nuestros propios carceleros, somos quienes nos privamos de la libertad. YA NI SIQUIERA SABEMOS LO QUE SE SIENTE (SER DUEÑOS DE NUESTRO TIEMPO).

En mi caso, trabajando en publicidad y marketing, puedo defenderme (excusarme) argumentando que todo esto es parte del trabajo, y que “los creativos” trabajan 24 hs, y que bla bla bla…. TODO CHAMUYO.

HERRAMIENTAS SI, CARCELES NO.

Hace un tiempo empecé a trabajar este asunto con la seriedad que lo requiere…. EL Blackberry se enciende a las 9hs y se apaga a las 19,30hs, ni un minuto más, ni un minuto menos. El único correo que tiene configurado es el del trabajo, así eliminé otra excusa.

Los correos del trabajo no se abren en casa…

Mis traslados en subte, leer libros.

Y obviamente eliminar el uso de estos artefactos cuando estoy con mis hijas. Produce que no las mire, no les preste atención, no las escuche….. HORRIBLE!!!

Con estos cambios que me propuse y llevo a cabo, ya mi vida está cambiando. De repente tengo más tiempo para mí y el mundo no colapsa si no leo un correo!!!!!
Creo que el objetivo principal que me planteo con este post, es que cambiemos un poco esos hábitos que auto justificamos como necesarios, pero que son altamente prescindibles.

Te aseguro que se siente bien, y en mi caso, llego hasta con energías para ponerme a escribir esto a la 1 AM!!!

Vos que pensas de esto?

Buen fin de semana.