365:: ARGENTINA

Hay veces que queriendo hablar de Argentina, de mi país, me quedo sin palabras. Me encantaría que ese quedar sin palabras fuera resultado de una gran emoción, pero no.

A mis recién estrenados 40 años, no tengo claro que me pasa con mi país. Tengo un sentimiento sin duda, pero no tengo claro cuál es. Por momentos creo que es alguien que conocí y ame con locura, y otras como ahora, que me enfrento con un desconocido y manipulador inescrupuloso al que me da miedo tan solo mirarlo.

Vivo con miedo, ya no lo conozco y eso me asusta.

Trabajo con pasión y alegría, porque tengo la bendición de poder vivir de lo que me gusta. Pero compruebo que ser honesto, tener ética y moral, es una gran marca para quien quiere crecer. Vivo en un país de (unas pocas) manzanas podridas que enferman al resto, nos aplastan y nos entristecen. Son como un manto gris en el cielo que no deja pasar el sol. Vivo en un país donde quiero crecer fruto del esfuerzo y el trabajo y eso (parece) está mal visto.

Hay que ser zorro para sobrevivir acá!
-No tiene sentido ahorrar lo que no se tiene para comprar tierra, porque en este país se puede usurpar.
-No tiene sentido trabajar, porque en este país premia a los vagos y si son varios en la familia que cobren esos planes mejor.
-Pelear por un crédito es una locura, porque los bancos te estafan en la cara y hasta te quieren convencer que hacen caridad.

Pero quejarse no sirve de nada, no me sirve a mi, no le sirve a quién lo escucha, NO LE SIRVE A NADIE! Lo único que sirve es seguir apostando por éste país que es nuestro, que es nuestra casa. Lo único que sirve es inculcarle amor a nuestros hijos por Nuestra Argentina.

Por esto, a pesar de todo, seguimos intentando volver a enamorarnos, seguimos educando para mejorar el país, seguimos creyendo en nuestro país.

Yo tuve la posibilidad de estar en Expoagro, y tuve la sensación de volver a la Argentina que conocía, de la que alguna vez escuché! La Argentina trabajadora, la Argentina del campo, La alegría de su gente, su impulso hacia el futuro!

Vivir con miles y miles de personas esa experiencia, te hace saber que hay quienes creen todavía, quienes siguen apostando, quienes la siguen amando!. Me hizo soñar, me hizo animar, me hace animarme.

Me hace pensar que podemos Creer!

Saludos,

E