SOLO POR HOY.

Muchas veces leo cosas, frases, citas y otras que me sacan una sonrisa, porque pareciera que son recetas de la felicidad perfecta. Son ideales de un mundo lindo, de un mundo donde todo está bien.

Hace rato vengo hablando y repitiendo sobre vivir el hoy, disfrutarlo, agradecer lo que tenemos y no quedarnos estancados en problemas de ayer o amargarnos con problemas futuros. Pero encontré éste SOLO POR HOY, de Sibyl F. Cartdrige dentro del libro de Dale Carnegie que estoy leyendo y que realmente me gustó, y es como un desafío para quien se anime a intentar llevarlo a cabo.  son 10 puntos que tenemos que hacer SOLO POR HOY, parece fácil, pero sin duda quien lo logre seguramente viva en un mundo mejor que el de otros muchos.

SOLO POR HOY. Sibyl F. Cartdrige

1. Sólo por hoy, seré feliz. Esto supone que es verdad lo que dijo Abraham Lincoln, que “la mayoría de las personas son tan felices como deciden serlo”. La felicidad es algo interior; no es asunto de fuera.

2. Sólo por hoy, trataré de ajustarme a lo que es y no trataré de ajustar todas las cosas a mis propios deseos. Aceptaré mi familia, mis negocios y mi suerte como son y procuraré encajar en todo ello.

3. Sólo por hoy, cuidaré de mi organismo. Lo ejercitaré, lo atenderé, lo alimentaré, no abusaré de él ni lo abandonaré, en forma que será una perfecta máquina para mis cosas.

4. Sólo por hoy, trataré de vigorizar mi espíritu. Aprenderé algo útil. No seré un haragán mental. Leeré algo que requiera esfuerzo, meditación y concentración.

5. Sólo por hoy, ejercitaré mi alma de tres modos. Haré a alguien algún bien sin que él lo descubra. Y haré dos cosas que no me agrade hacer, sólo, como dice William James, por ejercitarme.

6. Sólo por hoy, seré agradable. Tendré el mejor aspecto que pueda, me vestiré con la mayor corrección a mi alcance, hablaré en voz baja, me mostraré cortés, seré generoso en la alabanza, no criticaré a nadie, no encontraré defectos en nada y no intentaré dirigir o enmendar la plana al prójimo.

7. Sólo por hoy, trataré de vivir únicamente este día, sin abordar a la vez todo el problema de la vida. Puedo hacer en doce horas cosas que me espantarían si tuviera que mantenerlas durante una vida entera.

8. Sólo por hoy, tendré un programa. Consignaré por escrito lo que espero hacer cada hora. Cabe que no siga exactamente el programa, pero lo tendré. Eliminaré dos plagas, la prisa y la indecisión.

9. Sólo por hoy, tendré media hora tranquila de soledad y descanso. En esta media hora pensaré a veces en Dios, a fin de conseguir una mayor perspectiva para mi vida.

10. Sólo por hoy, no tendré temor y especialmente no tendré temor de ser feliz, de disfrutar de lo bello, de amar y de creer que los que amo me aman.

ESTOY CANSADO

cansancio

A esta altura del año, es muy difícil encontrar a alguna persona que no nos diga con cara de rendido “ESTOY CANSADO”, y no lo puedo negar, soy de esos. Esos que esperamos el fin de año como si fuera el gran salvador!!

Estas últimas dos semanas, fueron especialmente cansadoras, no de lo físico, sino de la cabeza. Hace un año dejé de trabajar en la agencia  y decidí en esa salida no volver al trabajo empleado. Menuda decisión, porque si de por sí, en nuestra Bendita Argentina es difícil emprender, sumale el contexto global y particular + nuestros INGOBERNANTES… te la regalo.

Fue un año difícil, pero un año que valió cada día. A pesar de las dificultades, estoy feliz de esa decisión.
Todas las mañanas me animo a seguir atacando la realidad y reforzar esta decisión, la de emprender.
Hoy después de un año de esfuerzo, sacrificio (de mi increíble familia), amor por lo que hago, estoy viendo un camino claro por delante. Está buenísimo, pero me genera mucha ansiedad, preocupación también, porque uno quiere superar siempre sus expectativas y sorprender. Mayor aún cuando no todo depende exclusivamente de vos.

Pero como les decía al principio, “ESTOY CANSADO”, y me cuestiona cuanta energía puedo tener para llevar adelante mis nuevos desafíos. Cómo hacer para renovar esas energías cuando en realidad no cortaste ni 10 minutos (especialmente tu cabeza).

Ya les conté antes el porque de mi blog, un espacio de mi entero dominio donde pueda dar y recibir, un lugar de encuentro que me permita mostrarme talvez, de una manera que no muchos me conocen…. pocos me veían escribiendo, y eso me gusta, porque en este tiempo encontré mucha gente que me comentó que le gustaba lo que hacía y es un gran motivador también.

Y por todo esto decidi volver a leer un libro que les recomiendo a quienes como yo “estén cansados”. Lo leí por primera vez hace unos 4 años participando de un entrenamiento de “Liderazgo, comunicación eficaz y Relaciones Interpersonales” en DALE CARNEGIE. El libro se llama “Cómo suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida”. Obviamente no es un libro mágico, pero nos permite meternos un poco dentro nuestro, reconocer esas preocupaciones, darnos herramientas para manejarlas hasta eliminarlas y finalmente vivir más intensamente nuestra vida.

Estoy cansado, si. Pero estoy Feliz, porque veo cosas buenas por delante. Maqui y mis hijas me hacen tener energías que no creí que tuviera. Está buenísimo.

Bueno, ya entramos al jueves, asi que no les voy a decir buena semana, pero espero que hasta acá, más allá de la lluvia les haya ido bien.

Chau