UN NUEVO CAMINO

Es verdad que cuando uno va creciendo, y no digo de los 20 a los 21 años, sino crecer en serio, cuando podes contar tu vida de a decenas (por suerte llevo solo 4), errado comienza a creer que los amigos que ya hizo, son los que van a perdurar y que es muy difícil hacerse nuevos amigos, pero amigos amigos, como los de antes.

El camino de la Fe, es un camino de entrega, un camino de entregarse, un camino desconocido para nosotros en el que sin ninguna duda debemos abandonarnos al otro para vivirlo con intensidad. O como decía Fray Juan Pedro “hacer la plancha en Dios” que te lleva solo.

Anoche, tuve esta experiencia. Con un grupo de otros 15 adultos, comenzamos un nuevo camino, comenzamos la preparación de un Retiro espiritual. Este Nuevo Camino, es un camino de alegría, de esperanza, de transformación, y también un camino de Crisis. Si, ya sé. Cuando hablamos de Crisis pensamos que todo está mal, pero no es así, Crisis según Wikipedia significa:

Crisis (del latín crisis, a su vez del griego κρίσις) es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución; especialmente, la crisis de una estructura. Los cambios críticos, aunque previsibles, tienen siempre algún grado de incertidumbre en cuanto a su reversibilidad o grado de profundidad, pues si no serían meras reacciones automáticas como las físico-químicas. Si los cambios son profundos, súbitos y violentos, y sobre todo traen consecuencias trascendentales, van más allá de una crisis y se pueden denominar revolución.

Entonces entiendo que Crisis es cambio y evolución. Y ahí es donde me quiero quedar. Porque ayer viví  una “crisis”, un cambio y evolución.

Conocí a otras 15 personas que me recibieron como si nos conociéramos de siempre. Comenzar a abrirme, compartir mi vida, pedir ayuda, ayudar y saber que lo hacemos desde la Fe, tiene que ver con este nuevo camino que comienzo y que todos los días comenzamos. No tengo duda que de acá saldrán NUEVOS BUENOS AMIGOS, pero amigos desde Dios.

El 3 de septiembre pasado, les contaba sobre mi ENTRETIEMPO. Este retiro espiritual que me debía y que esperaba con tantas ganas. Después compartí con ustedes MI TESTIMONIO, donde pude mi vivencia del retiro, contándoles lo que era el “Crecer en el Decrecer” una vez que pasamos “La mitad de la Vida”.

Este nuevo camino está ligado a Entretiempo, está íntimamente ligado a la Fe, ligado en confiar que somos instrumentos para que otros, como vos, puedan vivir esta experiencia de auto conocimiento, esta experiencia de Dios. Que sin duda, nos preparará para fortalecernos y encarar nuestro “SEGUNDO TIEMPO” de vida renovados, y sabiendo que podemos cambiar lo que no nos gusta de nosotros, haciéndonos cargo de nuestra propia vida, sin tirarle la culpa a terceros.

Ya te voy a ir contando sobre este Nuevo Camino, te voy a ir diciendo como lo vivimos, y especialmente invitarte a reflexionar sobre vos y tu mundo, vos y los otros, vos y Dios.

Saludos,

E

09_01_11 – DELFI.

5 Años pasaron del 9 de enero de 2006. Puede parecer poco para algunos y mucho para otros.  Para mi fue un paseo que me fue formando y preparando como padre.

Hace 5 años nació Delfina. Hace 5 años comprobé el porque Dios nos pide tanto, nos exige esfuerzos, sacrificios, sufrimientos.

Delfi fue quien le dio sentido a todo eso, le da sentido todos los días, cuando sin pedirle y sin esperarlo me abraza, me da un beso o simplemente me dice: Papá, Te Quiero”.

Entendí que cualquier esfuerzo o sacrificio que hagamos será poco, y tendrá mucho sentido.

También entendí que si Dios quiso que me enamore algunas veces, que haya tenido mi corazón roto y llorado amores que tuve, fue tan solo prepararme para recibir al amor de mi vida!

Ya casi 10 años con Maqui como compañera de vida, y nuestro primer testimonio de ese amor, Delfi, ya con 5 años!

FELIZ CUMPLE MI AMOR!

DIOS ESTA ENTRE NOSOTROS!

Hace unos domingos, uno cómo cualquier otro, fui a misa con mi familia.

Muchas veces siento que voy solo por cumplir con mi religión y nada más. Muchas veces siento que hasta me engaño a mi mismo si no pongo cuerpo, mente  y alma en las cosas que hago, si no ofrezco a Dios cada cosa que me pasa, sea la que toque ser en cada momento.

Ir a misa, aunque sea lo único que haga, sino lo hago con el corazón en la mano, creo que no sirve, no siento que le sirva a nadie. Pero como se que hay momentos donde la Fe flaquea un poco, igual debemos insistir con los sacramentos, la comunión, la confesión. Talvez sentimos que aunque fisicamente estemos, estamos en cualquier lado, pero ahí es donde quiero llegar. Cuando más desconectado te sentís en la relación con Dios, ahí es cuando te toma la mano y te habla.

Como te decía, fui a misa y escuche un testimonio de Dios, un testimonio de Dios entre los hombres. Ésto me hizo pensar que tenemos que estar con el corazón receptivo y al mismo tiempo con el corazón generoso para dar y para poder comprender los testimonios de Dios en los otros.

Este testimonio, habla de gente común, habla de gente que es igual que vos y que yo.

En su Homilía (Se denomina homilía o “sermón” a la exhortación panegírica, en la cual el obispo, el sacerdote o el diácono se dirigen a los fieles tras la proclamación de las lecturas y del Evangelio propios de la eucaristía, o del sacramento que se esté desarrollando. La homilía, como parte integrante de la Liturgia de la Palabra viene ya descrita en el testimonio escrito en el año 155 de san Justino en el que explica al emperador Antonino Pío, cuáles son las prácticas de los cristianos. Ya entonces como ahora la homilía se situaba entre la lectura de la Palabra y la Oración de los fieles u Oración Universal), el Padre Edgardo contó dos testimonios muy humanos. El primero de ellos, tan corriente que creo que por nuestros apuros y corridas de todos los días (muchas veces solo mentales), no podríamos siquiera apreciarlo.

I-

A primera hora de la mañana, el Padre Edgardo fue a un supermercado a comprar un solo artículo que necesitaba. Llegó a la caja para pagar, cuando todavía no estaba completa la apertura. Era el primer cliente!!! Allí esperó viendo como la cajera ordenaba los papeles, contaba el dinero, acomodaba las bolsas y finalmente, SE PERSIGNO. Una vez hecho esto, lo saludo y lo atendió. La sorpresa que le causó fue tal, que el Padre Edgardo le pregunto porque se había hecho la señal de la cruz (aclaro que él no estaba con vestimenta que lo identifica como tal). La cajera del supermercado, con mucha humildad y naturalidad, le respondió: “CADA DIA NUEVO SE LO OFREZCO A DIOS”. Y continuó: “NADA DE LO QUE HAGO TIENE SENTIDO SI NO ES POR Y PARA DIOS”.

La sorpresa y emoción fue inmensa, igual que su alegría. Escuchar a una persona corriente, que tiene el valor de dar su testimonio sin saber quien es el que está del otro lado, es un ejemplo de Cristiano, un EJEMPLO DE APOSTOL.

Como el Padre Edgardo quedó debiéndole 15C (la excusa perfecta para regresar), volvió a la Parroquia y lo primero que hizo, además de tomar las monedas, fue tomar un Rosario para regalárselo.

Cuando regresó al supermercado, ya colmado de clientes, se acercó hasta la cajera (él ya vestía con su atuendo de sacerdote), le entregó las monedas y acto seguido EL ROSARIO. Sin mediar palabras, la cajera se puso a llorar. Ella entendió que Dios le estaba respondiendo a sus rezos!

II-

Al Padre Edgardo, siendo joven, le toco acompañar a los enfermos del Hospital Borda.

Uno de los tantos enfermos que acompañó (un chico joven, Esteban), estaba con miedo a morirse. Para que no sienta miedo, el Padre Edgardo le dijo: “Hagamos un trato. Si yo me muero antes que vos, cuando esté al lado del Padre, voy a rezar por vos“. “Y si vos te morís antes, cuando estés al lado del Padre, reza por mi“. Con ese trato acordado, los dos se despidieron.

Varios meses después, lo llaman de urgencia porque Esteban estaba muriendo. Cuando el Padre Edgardo llega, Esteban estaba recostado con los ojos cerrados, ya estaba ciego por su enfermedad. Se sienta a su lado, y con mucha suavidad le toma su mano. Esteban lo reconoció porque siempre él hacía eso. Entonces, Esteban con vos apagada le dice: “No me olvidé de nuestro trato“.

El Padre Edgardo pensó cuál sería ese trato, porque con tantos enfermos que visitaba diariamente no podía recordarlo. Esteban continuó diciendo: “Hoy cuando esté en la casa del Padre, voy a rezar por vos“. En ese momento, recordó la promesa que se habían hecho uno al otro.

Esa tarde Esteban murió.

III-

Dios está presente en historias como estas y como muchas otras tantas que no reconocemos.

Nuestra vida esta marcada por las VIDAS que compartimos, que nos regalan otros. Yo te propongo especialmente hoy, que dejemos nacer dentro nuestro esta Nueva Vida. Vida que necesariamente tiene sentido si la ofrecemos a otros. Y también que abramos nuestro corazón a todas esas Vidas que nos rodean, para reconocer esos signos de Dios Vivo.

Quiero terminar con un saludo muy especial en esta Navidad! Que Jesús pueda nacer en vos para dar vida a otros!

FELIZ NAVIDAD!

MI TESTIMONIO. MI ENTRETIEMPO.

Desde anoche, luego de la misa de cierre del ENTRETIEMPO, lo único que quería y pensaba, era cuál sería el momento para poder sentarme a escribir y compartir mi testimonio.

A las 9 hs. de hoy, recibí un mensaje de Iván, mi hermano que está  en España, preguntándome por el retiro. Y creo que lo que le respondí en muy pocos caracteres, resume lo que viví: “UNA EXPERIENCIA UNICA, UNA EXPERIENCIA NUEVA”.

Quiero contarles que Iván formó parte de su ENTRETIEMPO el año pasado y fue su primer retiro espiritual, con 43 años. Y habiéndose negado o habiéndolo esquivado toda su vida, hoy fue el primero que me escribió. Esto me vuelve a demostrar como obra Dios. Para mi fue y es un regalo poder compartir esto con mis hermanos.

Para quienes me conocen un poco, saben que hablar de una “experiencia única” o una “experiencia nueva”, es un poco raro, ya que desde el año 1992, año que hice mi primer retiro espiritual, casi ininterrumpidamente formé parte de equipos y de diferentes retiros.

Desde hace dos años estaba buscando el momento para poder participar de este retiro. Yo tenía un convencimiento tal, que creí que sería para mí tan solo un fin de semana de tranquilidad, encuentro con otro grupo de personas que buscaban lo mismo que yo y tres días de encuentro con Dios.  En fin, algo que conocía y que manejaba. QUE ILUSO!!!

Comenzando por el final, puedo decirles que no dejo de sorprenderme como Dios está presente en los otros y como se nos presenta cuando tenemos el corazón preparado. 48 hs. antes del cierre de este retiro, éramos 33 personas casi desconocidas en su mayoría, salvo unos pocos y ahí en el momento del cierre, fuimos 33 hermanos en Cristo fundidos en un abrazo de Esperanza y Amor. Realmente viví en carne propia y  experimenté la conversión de otros 32 hombres.

Terminé el retiro con una paz difícil de describir, con una alegría distinta, con una tranquilidad que no conocía en mí. Fue un retiro donde cada minuto que pasaba, vivía signos de amor de tal magnitud que costaba asimilarlos.

Sin duda alguna, para mi fue un encuentro con Dios renovado, desafiante y misterioso. Un encuentro repleto de AMOR, repleto de VIDA.

También quiero compartir algunos conceptos que trabajamos, ya que muchos de quienes lean esto seguramente no puedan vivir esta experiencia, pero al menos, podrán usar algunas herramientas de las que nos llevamos.

Cómo conté en mi post anterior, el ENTRETIEMPO esta pensado como un tiempo para hombres y mujeres de entre 35 y 45 años que están transitando  o por comenzar su segundo tiempo de su vida. Cómo en un partido de futbol, cuando termina el primer tiempo, los jugadores van al vestuario, revisan su estrategia, hacen los cambios necesarios para hacer su mejor segundo tiempo y ganar el partido. Y de eso se trata, que nuestra segunda parte de la vida, podamos hacerla brillando.
Claramente para poder hacer este análisis necesitamos tener una MIRADA EXTERNA, debemos salir de nosotros mismos y vernos desde otro lugar, de otra manera sería difícil ser objetivo.

En la charla de presentación, escribí unas líneas que creo que resumen un poco lo que se respiraba:

“Un encuentro de Testimonios, de mundos independientes que viven dentro de cada corazón. Cada cual siendo su propio líder y su propio esclavo. Todos buscando alegría, equilibrio, armonía, paz. Todos queriendo dar y esperando recibir. Realidades que se asemejan, pero sin duda distintas. Sueños de horizontes y playas vírgenes, sueños y anhelos de AMOR”.

Nos decían que “Cada uno puede recibir lo que está dispuesto a construir”.  Este es el mayor desafío que tenemos por delante.

Estar en nuestro ENTRETIEMPO significa que ya tenemos pasado, donde podemos ver lo que fuimos o lo que podríamos haber sido, y proyectar nuestro futuro. En ambos casos, para poder entenderlo tenemos que poner una gran cuota de ACEPTACION.

Aprendí algo que me impactó y le dio un sentido mucho más grande a la palabra AMOR. La palabra AMOR se conforma con A (neg) y MOR (de mortis, muerte), significaría NO MUERTE, y si en algo no hay muerte HAY VIDA. Quiere decir que CUANDO AMAMOS, DAMOS VIDA A LOS OTROS.

Entonces la pregunta que surge es: MI VIDA PROVOCA VIDA????

La aceptación que mencioné antes, es la que nos prepara para DECRECER, nosotros crecimos y ahora (en nuestro segundo tiempo) decrecemos. Por esto el desafío es tener la actitud de CRECER EN EL DECRECER. Y la manera es siendo –Receptivos, teniendo –Disponibilidad y –Escucha. Esto produce VIDA.

Les quiero dejar algunas frases que me gustaron:

-HACEMOS LO QUE QUEREMOS O LO QUE OTROS QUIEREN QUE HAGAMOS?

-DANDO AMOR EL MUNDO SE NOS ABRE.

-LA INTENSIDAD DE LA VIDA QUE PUEDO TENER, ES PROPORCIONAL A LA QUE TENGO O QUIERO DAR.

-TENEMOS QUE CONFIAR INOCENTEMENTE EN LOS DEMAS Y CREER PROFUNDAMENTE EN NOSOTROS.

Que tengan una muy linda semana.

ENTRETIEMPO.

Cuando era chico y no tanto, recuerdo que miraba con mucho respeto a los señores grandes de 40 años. Que formales!, que seriedad que tenían!. Siempre me gustaba estar con ellos, hablarles, preguntarles cosas, participar de sus charlas como si yo entendiera algo de lo que decían y buscar las excusas para poder quedarme ahí, aunque igual me mandaban a mi cuarto mil veces por noche. Generalmente me convertía en el mozo que les servía agua, jugo, coca, o un whisky para mi tío Peca, así, con esa excusa podía seguir quedándome en sus reuniones.

Que grandes que eran, que seguros se los veía… pero que lejos estaba yo de esos años.

Todavía sonrío cuando pienso las sensaciones que tenía cuando decía que “cuando cumpla 30 años va a ser el año 2000!!” Que lejos quedaba todo eso!!

Hoy viernes, voy a formar parte de un ENTRETIEMPO. Entretiempo es un retiro espiritual de 3 días, pensado para gente que está entre los 35 y 45 años. Y si, terminando mis 39 años estoy en el punto exacto para hacerlo. 😦

Tan lejos que veía todo esto y ya llegué. Se que queda mucho por recorrer, pero también se que Dios me da la oportunidad de parar la máquina, reflexionar sobre mi vida hasta hoy, y plantearme como quiero que sea el resto de mi vida. Éste es el objetivo del Entretiempo, mirar un poco para adentro y confirmar si lo que ahí vemos, es lo que queremos o no, y si nos gusta o no. Todos tenemos tiempo de cambiar nuestras vidas o algo de nuestra vida, solo depende de nosotros mismos y siempre Dios está ahí esperando que demos el primer paso para empujarnos.

Hay una frase que me gusta mucho que tiene que ver con esto, es más bien una pregunta: ¿Qué hace que un emprendedor sea emprendedor y otros no?, la respuesta es: Hace. Exactamente así pienso, el que hace se puede equivocar, pero difícilmente se arrepienta de lo que hizo.

Tres días para Dios, tres días para compartir, y un segundo tiempo para vivir.

Mi primer tiempo lo estoy terminando 10 puntos, sintiéndome privilegiado con la familia que pude formar con Maqui, trabajando con mucha energía y alegría. Mi segundo tiempo será mi nuevo proyecto, un proyecto que se construye cada día y que sin duda tendrá momentos difíciles, pero también momentos de intensa alegría. Será un abanico de experiencias y vivencias que hay que dejarlas venir y aceptarlas de la manera más consciente.

Para los que están rondando los 40, lo que les recomiendo (igual que lo hago yo), es que paremos la pelota y nos ubiquemos otra vez en la cancha. Seguramente encontremos un hueco que antes no veíamos y de esa manera podamos vivir con más intensidad y más alegría, y pudiendo así ofrecer más a quienes nos rodean.

Buen fin de semana. 😉