SOY POBRE, NO TENGO BLACKBERRY!!

El título de este post no es mío. Se lo tomé prestado al blog MARKETING Y ESTRATEGIA de Diego Regueiro. A Diego lo conozco hace muchos años y desde que comenzó con su blog sigo lo que publica, ya que su visión observadora, crítica y objetiva, van muy alineadas a mis propios principios.

Hoy por la mañana, como todas las mañanas reviso mis correos y me encuentro con el Asunto en uno de ellos “SOY POBRE, NO TENGO BLACKBERRY”. Sin leer el contenido lo primero que pensé fue, “definitivamente sos pobre, pero no por no tener blackberry, sino por creer eso”.

Desde ya que me tiré de cabeza a leer de que se trataba y me resultó muy interesante, por eso se los transcribo a continuación:

SOY POBRE, NO TENGO BLACKBERRY!!
“Hace unos días estaba en la fila  en un aeropuerto esperando para hacer el check-in, cuando escuché como una mujer le decía a otra la frase del título: “Soy pobre, no tengoBlackberry“.

¡Qué frase! Les cuento que la mujer no tenía nada de pobre, pero ella ASI se sentía.¿Cómo puede ser?

Esta frase me recordó un poco lo que vivimos en el mundo de hoy, donde la gente percibe y se percibe en función de las cosas que tiene o no tiene. Esta escala de su propia percepción y el sentido del tener tienen impacto directo en su visión del mundo y cómo está ubicada la gente según esa mirada.

Esa mujer no es pobre, pero se siente pobre. ¿Qué es lo que importa, la realidad fáctica o lo que ella cree que es? Definitivamente, lo segundo, porque hablamos de sentimientos, y sensaciones. Es tal el impacto que tienen algunas cosas materiales (donde la tecnología es un gran disparador), que la tenencia o no de un determinado bien precipita sentimientos fuertes como los del título.

La pobreza no pasa por tener o no una Blackberry, pero “parece” que sí. En estos casos, es como que se presentan 2 mundos bipolares: lo tenes o no lo tenes. Si lo tenes, estás cómodo y confiado. Si no lo tenes, te falta algo, tenes angustia o ansiedad, o sentimiento de exclusión, de estar fuera, de no ser parte, de ser distinto o menos. O como dijo la mujer, de ser pobre.

El marketing tiene mucho que ver con esto. Marketing trabaja para despertar sensaciones en la gente, sensaciones de vacío, de baja autoestima, de interés, de deseo por estar “en el otro lado”. Sin embargo, es importante también entender que la tenencia (o no) de cosas, no nos vuelve más o menos pobres o ricos, aunque asi pareciera. La verdadera riqueza o pobreza pasa (o debería pasar) por otro lado.”

Por Diego Regueiro / Director Ejecutivo / Marketing y Estrategia

Realmente me asusta muchas veces el grado de superficialidad que alcanzan ciertas personas. Porque Son o No Son si tienen o dejan de tener tal o cual cosa. Y es verdad que muchas personas no solo lo piensan, sino que lo creen. Si nos ponemos en posición de observador, podemos encontrar fácilmente en una reunión que muchos de ellos sonríen solo mirando las pantallas de sus telefonitos sin percatarse (parece) que están con otras personas. QUE TRISTE QUE ES!!

No puedo negar mi propia realidad, me encanta la tecnología y me encantan estos aparatos y si no lo tengo es porque me lo robaron y no volví a comprar. Tampoco voy a negar que como herramientas de trabajo son muy útiles, pero no para todos los trabajos y no para todas las personas. En mi caso que estoy todo el día con la computadora, claramente no lo necesito.

Volviendo a lo que escribió Diego, yo agregaría que hace falta que nos conozcamos un poco más internamente. No tenemos el valor muchas veces de desconectarnos del mundo para conectarnos con nosotros y con nuestro prójimo. Me hizo acordar a un comercial que sin palabras, nos muestra gráficamente esta enfermedad que muchos tenemos alrededor de todo el mundo. El comercial justamente se llama “Disconnect to Connect”

Esto es algo en lo que pienso mucho y definitivamente no quiero ser como éstos del video. Elijo estar con Maqui (mi mujer), con mis hijas, leyendo, escribiendo, solo pensando o meditando, antes que perder el tiempo con estos aparatos.

Hay veces que es muy duro asumirnos y aceptarnos como somos sin depender de lo “accesorio”… Yo no soy un teléfono, no soy una computadora, ni un auto y mucho menos un cargo en una compañía… y cuantos ejemplos más. En mi caso, soy Ezequiel de Olazábal, tengo unos padres increíbles que dieron y dan su vida por sus ocho hijos, estoy casado con una mujer espectacular y tengo tres hijas que ni en mis sueños más lindos las podría haber soñados así….. Que más puedo pedir?¿No te parece que soy inmensamente Rico? No tengo y no tenemos derecho a creer que somos o dejamos de ser porque “NO TENGO BLACKBERRY!!! 🙂

No dejen de seguir a Diego Regueiro y su MARKETING Y ESTRATEGIA.

Buena Semana

MOVERNOS DE NUESTRO EJE.

Trabajar 6 días por semana, 12 horas por día. Ver a tus hijos dormidos por la noche, contar con solo el domingo para disfrutarlos y descansar. No poder ocuparte de tu salud, de tu alimentación, de tu cuidado personal… tanto sacrificio, e igual los ingresos no alcanzan. Y aunque alcancen, justifica todo lo que nos perdemos?

Leo esto y me da vértigo, pienso: “pobre tipo” y entonces me hago otra pregunta ¿por qué llegar a esto?

Cuanta gente conocés que tiene este ritmo de vida? De qué sirve tanto sacrificio si justamente pierde todo lo que está buscando?…

En la búsqueda de mejorar su calidad de vida, la gente busca un cambio de trabajo que permita eso. Yo,  por calidad de vida entiendo mejorar el tiempo con mi mujer y mis hijas, poder dedicarle tiempo a mi salud (gimnasio, alimentación, salud en general), a mi desarrollo espiritual, etc…

Entonces: OK, logramos dar el paso y cambiar, pero cambiar a que?, porque para lograr eso destinamos más tiempo, más esfuerzo…. Entonces me vuelvo a preguntar: ¿para qué? Para no ver crecer a tus hijas? Para no poder compartir con ellas sus tiempos? Sus cosas importantes? Sus reuniones en el colegio? Para no poder comer con ellas? Para quedarte dormido cada vez que querés conversar con tu mujer? Para no poder ir al gimnasio? No poder almorzar con un amigo?

Sumale a todo esto la inseguridad (ya habitual) de mantener un trabajo –cualquier trabajo- en esta Argentina tan poco segura, tan irrespetuosa con las instituciones, tan concentrada en su propia billetera. Cómo proyectás? Cómo avanzas?

Siempre, indudablemente, cuando buscamos un trabajo, partimos de un deseo o ilusión de una vida mejor. Un ideal de cambio que nos permita trabajar las horas justas, los días justos, con el nervio justo y que nos permita hacer deporte, compartir con tu familia, poder tener un fin de semana, un paseo o lo que sea.

Conozco mucha gente que vive por la plata, y no importa lo que sacrifique, no importa lo que pierde, lo que importa es que su cuenta bancaria crezca. Lo más triste, es que cuando hablan cuentan una historia que difiere de 0 a 100 de su realidad. Triste, muy triste.

Hoy en día, la vida de la gran ciudad (y n o tengo dudas que se repite en cualquier gran ciudad del país y del mundo) te come el cerebro. Te atormenta con su ruido, con su agresividad, con su violación permanente a tu alma.

Educar hijos en ese contexto se convierte en una tarea gigante, simplemente porque no tenemos el valor de cambiar. No tenemos el valor de movernos de nuestro eje y subirnos a uno (que no conocemos) donde el tiempo dure lo que debe durar, donde la gente hable y otros escuchen, donde podamos pensar y ocuparnos de las cosas importantes. Donde el trabajo sea el medio para lograr nuestros objetivos y no el fin.

Cuantas veces pensamos en esto? Lo pensamos?… a mí me da miedo tan solo pensarlo, porque me obliga a actuar, me obliga a cambiar!!!

Creo también que como sociedad somos realmente temerosos, sumisos… nos bancamos cualquier cosa y todo está bien.. Todo nos da lo mismo, nada nos conmueve y nada nos completa… // Los golpes de conciencia llegan muchas veces de la mano de perdidas grandes, un padre, tío, hermano, amigo… y ahí es cuando nos replanteamos todo, absolutamente todo…. pero a la mañana siguiente, el somnífero de nuestra vida nos hace efecto otra vez y todo vuelve a la normalidad.

Hoy leía la entrevista a Martiniano Molina, ex chef mediático y su cambio violento de vida… decidió no transar con el sistema y fundamentalmente decidió ser feliz.

Cómo supongo que querés ser feliz igual que yo… QUE ESTAS HACIENDO PARA QUE ASI SEA? Lo único constante es el cambio, así que tratemos de no esquivarlo.

Buena semana,

Ezequiel

ESCRIBIENDO MI FUTURO.

Cuantas veces me pregunto sobre mi fututo!!

Sobre mi futuro inmediato, a mediano, o largo plazo.

Cada vez que hacemos o decimos algo, estamos escribiendo nuestro propio futuro y de eso se trata este post.

El mar, inmenso e interminable…

Nos sentamos a la orilla a mirarlo (a ese único, grandioso y mismo mar) y ese ir y venir de las olas siempre es distinto. Vuelve de una manera y segundos después vuelve distinto y sin embargo nunca dejó de ser Mar.

Nosotros nunca dejamos de ser nosotros mismos, a pesar de los cambios, a pesar de nuestras decisiones. La gente nos puede cuestionar, nos puede juzgar, pero si estamos tranquilos de que hacemos en lo inmediato, sin duda el futuro nos lo va a recompensar.

Pasan muchos años, para algunos veinte, para otros ochenta, para mi cuarenta, en que me doy cuenta que todo lo que hice siempre fue para los demás, y que ser egoísta, desde el buen sentido del egoísmo, es una necesidad que tenemos y nos debemos si no queremos morir arrepentidos por lo que dejamos de hacer.

Empezar a pensar en uno mismo, significa poner nuestras necesidades por encima de la de los demás y eso traerá muchos ruidos y dolores. Dolores porque gente que siempre espera que seas de una manera, no va a conformarse con tu no.

Decir no es doloroso para quien no está acostumbrado, pero mas doloroso es darse cuenta que cada Si a alguien, fue un no que te dijiste a vos mismo.

Como padre, cuando hablo de egoísmo o de pensar primero en mi, no es estrictamente así, porque pensar en mi es pensar en Maqui y las chicas. Y son ellas las que están por encima de todo el resto. Parecerá una obviedad, pero no es así.

Me guste o no, me he encontrado en infinidad de situaciones en que elegí por otros antes que por mí y aunque me cueste aprenderlo, llegó mi momento, el momento en que la única prioridad va a estar en casa (en mi y en mi familia). Porque como dice el dicho, “La Caridad empieza por casa”, que aunque lo repitamos y lo sepamos de memoria, nunca lo practicamos.

Ésta año sabía que vendría con cambios, lo intuía y lo esperaba. Pensarán que estaba obsesionado con mi 40 años. No fue así, pero sin embargo coincidió con éstas búsquedas.

Los últimos años puse mucho esfuerzo en mi trabajo, en tratar de crecer fruto de mi esfuerzo y de mi inteligencia. Tengo claro que soy esforzado para trabajar y que dentro del ámbito que me manejo, el comercial y el marketing, y el de las relaciones, entiendo que me manejo muy bien. Sin embargo, del otro lado hay personas. Personas que no tienen ni tu urgencia ni tus necesidades.

Un amigo me dijo un día, cómo para alentarme “Hay que pensar distinto, para que luego todos piensen igual!”. Y obvio que me lo dejó picando y lo pensé mucho. Sí, hay que pensar distinto, y no tengo dudas que a la gente común lo distinto le da miedo. Me tranquilizó mucho y me ayudó a seguir tomando decisiones.

Dentro de esas decisiones que tomé, está la más actual, la más difícil.

Decidí dejar de lado mis años en marketing, en publicidad. Mi años escribiendo propuestas super prometedoras, mi años de trabajar en lo “virtual” para poder sumarme a un trabajo “real?”, a un proyecto que me permite crecer económicamente y que se alinea perfectamente al proyecto de vida que tenemos con mi familia.

Ya no me importan los cargos, tampoco los aplausos falsos de otros, los “que buena idea” o “con esta la pegás”. Lo que me importa es MI futuro. Y cueste lo que me cueste, las decisiones están tomadas.

Mi última experiencia de trabajo me enseño muchísimo.

Pero la enseñanza fue por oposición. Conocí una persona que me mostró con una claridad estremecedora lo que no quiero de mi vida. Una persona que se auto engañaba hablando de valores y moral, cuando lo único que lo movía era el dinero. Una persona que no creía en nadie más que en él. Un tipo muy astuto que caía siempre parado. Un tipo inestable, que tan solo pensar en él me ponía nervioso. Tanto fue así, que decidí dar ese paso al costado.

En estos primeros meses del año, me encontré con el opuesto. Gente que trabaja, gente alegre, gente responsable, gente con valores. Ésta gente me ayudo a volver a creer y volver a querer.

Hoy estoy empezando un nuevo camino, pero con la seguridad que este camino es largo y que tiene mucho futuro y que el éxito depende de mi. No tengo dudas que voy a volver a inventarme y que ahora, con más años, con más experiencia, los resultados serán otros.

Ya veremos.

DIA 3 / INNSBRUCK – SALZBURGO

Sigo con mi viaje de hace 21 años!

Hoy festejé con mi familia las Pascuas de Resurrección en lo de mi hermana Pilar, en Pilar (provincia de Buenos Aires).

Miraba con mucha alegría LA FAMILIA que tenemos y lo bien que creció, en cuanto a hijos, sobrinos, hermanos. Solo faltaron Candelaria y Miguel que viven en Madrid, España. Una pena, porque estuvimos todos, Papá y Mamá, mis otros 6 hermanos, mis cuñados y los 18 nietos. INCREIBLE! La verdad que lo vivimos con una naturalidad muy especial, cuando sé que muchas familias no tienen la posibilidad de conformar una relación tan estrecha entre todos sus integrantes!

En fin, me toca seguir con el viaje, es el tercer día y el primero entero en europa.

__________

Sábado 27/10/90 – INNSBRUCK

7 AM, arriba. Desayunamos en el Zimer. Muy buen servicio de los dueños. El lugar muy lindo y tipico (aunque no sabía que tan típico porque era el primero que veíamos).

Fuimos a caminar por la ciudad y nos encontramos con mucha gente con sus vestimentas típicas tirolesas. Lo loco es que eran fechas cualquiera, no había fiestas de nada. A pesar del día (lluvioso y nublado) todo fue lindismo. El impacto de la belleza de la Maria-Theresien-Straße fue fuertísimo, todas construcciones similares y todas únicas, en distintos colores.

Donde empiza se junta con una peatonal lindisima y termina con el Arco de la Ciudad.

Acá nos hicieron la primera multa por dejar el auto con balizas prendidas! (Igual que acá)

Seguimos con el auto camino a Salzburgo en Austria, pasando por el sur de Alemania.

En cuanto llegamos fuimos camino a la pensión que con mucha suerte la encontramos muy rápido. Después de ubicarnos, nos fuimos para el centro. No pudimos ver gran cosa por el horario (5PM) y no había más luz, Llovía, y estaba todo cerrado!

Lo único que pudimos ver es el museo de MOZART y su casa natal .

Lo loco de esto, es que en éste edificio aun viven inquilinos.

Terminamos comiendo en un Mc Donalds y tomando un café en un bar cerca de las 8 PM, con un frío terrible. De ahí a dormir.

__________

Bueno, me doy cuenta que si algo hicimos en este viaje fueron kilómetros!!! Pero a medida que leo esto me trae mejores recuerdos!!!

Que arranques bien tu semana!!2

E

23_01_11 – M

Hoy caminaba con Delfina a buscar el auto. Caminaba apurado porque lo guardo a 8 cuadras de casa, y el calor post mediodia picaba de lo lindo. De golpe Delfi me frenó en seco y me dijomirá, la M de Mamá!

Además de lo tierno que me pareció, me sorprendió la espontáneidad que puede tener un chico de 5 años vs los grandes, que no vemos esas cosas.

Va la M!

Buena Semana…

DIOS ESTA ENTRE NOSOTROS!

Hace unos domingos, uno cómo cualquier otro, fui a misa con mi familia.

Muchas veces siento que voy solo por cumplir con mi religión y nada más. Muchas veces siento que hasta me engaño a mi mismo si no pongo cuerpo, mente  y alma en las cosas que hago, si no ofrezco a Dios cada cosa que me pasa, sea la que toque ser en cada momento.

Ir a misa, aunque sea lo único que haga, sino lo hago con el corazón en la mano, creo que no sirve, no siento que le sirva a nadie. Pero como se que hay momentos donde la Fe flaquea un poco, igual debemos insistir con los sacramentos, la comunión, la confesión. Talvez sentimos que aunque fisicamente estemos, estamos en cualquier lado, pero ahí es donde quiero llegar. Cuando más desconectado te sentís en la relación con Dios, ahí es cuando te toma la mano y te habla.

Como te decía, fui a misa y escuche un testimonio de Dios, un testimonio de Dios entre los hombres. Ésto me hizo pensar que tenemos que estar con el corazón receptivo y al mismo tiempo con el corazón generoso para dar y para poder comprender los testimonios de Dios en los otros.

Este testimonio, habla de gente común, habla de gente que es igual que vos y que yo.

En su Homilía (Se denomina homilía o “sermón” a la exhortación panegírica, en la cual el obispo, el sacerdote o el diácono se dirigen a los fieles tras la proclamación de las lecturas y del Evangelio propios de la eucaristía, o del sacramento que se esté desarrollando. La homilía, como parte integrante de la Liturgia de la Palabra viene ya descrita en el testimonio escrito en el año 155 de san Justino en el que explica al emperador Antonino Pío, cuáles son las prácticas de los cristianos. Ya entonces como ahora la homilía se situaba entre la lectura de la Palabra y la Oración de los fieles u Oración Universal), el Padre Edgardo contó dos testimonios muy humanos. El primero de ellos, tan corriente que creo que por nuestros apuros y corridas de todos los días (muchas veces solo mentales), no podríamos siquiera apreciarlo.

I-

A primera hora de la mañana, el Padre Edgardo fue a un supermercado a comprar un solo artículo que necesitaba. Llegó a la caja para pagar, cuando todavía no estaba completa la apertura. Era el primer cliente!!! Allí esperó viendo como la cajera ordenaba los papeles, contaba el dinero, acomodaba las bolsas y finalmente, SE PERSIGNO. Una vez hecho esto, lo saludo y lo atendió. La sorpresa que le causó fue tal, que el Padre Edgardo le pregunto porque se había hecho la señal de la cruz (aclaro que él no estaba con vestimenta que lo identifica como tal). La cajera del supermercado, con mucha humildad y naturalidad, le respondió: “CADA DIA NUEVO SE LO OFREZCO A DIOS”. Y continuó: “NADA DE LO QUE HAGO TIENE SENTIDO SI NO ES POR Y PARA DIOS”.

La sorpresa y emoción fue inmensa, igual que su alegría. Escuchar a una persona corriente, que tiene el valor de dar su testimonio sin saber quien es el que está del otro lado, es un ejemplo de Cristiano, un EJEMPLO DE APOSTOL.

Como el Padre Edgardo quedó debiéndole 15C (la excusa perfecta para regresar), volvió a la Parroquia y lo primero que hizo, además de tomar las monedas, fue tomar un Rosario para regalárselo.

Cuando regresó al supermercado, ya colmado de clientes, se acercó hasta la cajera (él ya vestía con su atuendo de sacerdote), le entregó las monedas y acto seguido EL ROSARIO. Sin mediar palabras, la cajera se puso a llorar. Ella entendió que Dios le estaba respondiendo a sus rezos!

II-

Al Padre Edgardo, siendo joven, le toco acompañar a los enfermos del Hospital Borda.

Uno de los tantos enfermos que acompañó (un chico joven, Esteban), estaba con miedo a morirse. Para que no sienta miedo, el Padre Edgardo le dijo: “Hagamos un trato. Si yo me muero antes que vos, cuando esté al lado del Padre, voy a rezar por vos“. “Y si vos te morís antes, cuando estés al lado del Padre, reza por mi“. Con ese trato acordado, los dos se despidieron.

Varios meses después, lo llaman de urgencia porque Esteban estaba muriendo. Cuando el Padre Edgardo llega, Esteban estaba recostado con los ojos cerrados, ya estaba ciego por su enfermedad. Se sienta a su lado, y con mucha suavidad le toma su mano. Esteban lo reconoció porque siempre él hacía eso. Entonces, Esteban con vos apagada le dice: “No me olvidé de nuestro trato“.

El Padre Edgardo pensó cuál sería ese trato, porque con tantos enfermos que visitaba diariamente no podía recordarlo. Esteban continuó diciendo: “Hoy cuando esté en la casa del Padre, voy a rezar por vos“. En ese momento, recordó la promesa que se habían hecho uno al otro.

Esa tarde Esteban murió.

III-

Dios está presente en historias como estas y como muchas otras tantas que no reconocemos.

Nuestra vida esta marcada por las VIDAS que compartimos, que nos regalan otros. Yo te propongo especialmente hoy, que dejemos nacer dentro nuestro esta Nueva Vida. Vida que necesariamente tiene sentido si la ofrecemos a otros. Y también que abramos nuestro corazón a todas esas Vidas que nos rodean, para reconocer esos signos de Dios Vivo.

Quiero terminar con un saludo muy especial en esta Navidad! Que Jesús pueda nacer en vos para dar vida a otros!

FELIZ NAVIDAD!

Y VOS COMO COMES?

Esto no tiene nada que ver con un post de alimentación (recetas), ni de formulas mágicas para bajar de peso… (el que la conozca que me avise). Este es un post sobre calidad de vida, sobre como vivir mejor.

Ayer me quedé muy preocupado, me tomé el subte en la estación Juramento, porque iba a Retiro para almorzar con Socorro y Tomás (hermanos) y mi nuevo cuñado español, Miguel. Tenía que haber salido como 40 minutos antes, pero quise terminar un trabajo antes. Sabía que iba a estar un poco apretado de tiempo, pero no quería perder la oportunidad de conversar un rato con ellos.

La cuestión es que me llevé una muy fea impresión, simplemente por contrastar lo que yo trato de hacer y lo que ví.

Una mujer de unos 40 años, años más años menos, con buena ropa, linda cartera, estaba casi en cuclillas dentro del vagón, comiendo unas fajitas o algo por el estilo, toda apurada tratando de llegar a, seguramente, una reunión. Me pareció tan triste que hasta le saqué una foto.

¿QUE NOS ESTA PASANDO? Porque no tengo duda que no es exclusivo de ella. No tengo duda que todos, en mayor o menor medida, sufrimos y vivimos lo mismo. SIEMPRE A LAS CORRIDAS…. pero la gran pregunta que me hago es, ¿QUIEN ME CORRE? ¿QUIEN TE CORRE?.

Cuando veo cosas como esta, me acuerdo de lo que escribí hace tiempo en VIVIR CONSCIENTES. Nos damos cuenta de las locuras que hacemos? Nos damos cuenta que lo único que logramos con esos momentos de locura, es perder de vista nuestra propia vida, la vida que vivimos con quienes amamos? Tenemos que sufrir una pérdida de un ser querido o algo así para que nos demos cuenta que NADA MAS ES IMPORTANTE!!!!

Me lo propongo a diario y te lo quiero proponer, cómo lo que dice Stephen Covey en PONER PRIMERO LO PRIMERO, tenemos que partir de un nuevo paradigma! Y es ahí donde vemos lo importante,

  • Dedicar tiempo a nuestra familia,
  • pasear con tus hijos,
  • ir al gimnasio,
  • viajar,
  • no hacer nada (que esto en la sociedad que vivimos es muy difícil) y
  • después completar con las piedras chiquitas, todo lo que adorna, las “otras cosas”, las que decoran “la obra maestra” de nuestra vida.

¿QUERREMOS HACERLO? ¿TE ANIMAS?