MEALS ON WHEELS. Comida sobre ruedas!!

sirop

Hay cosas que me pasan con algunas personas que son medio raras, posiblemente porque nos conocemos hace muchos años y si mal no recuerdo, ni un almuerzo compartimos. Y sin embargo le tengo un respeto muy especial y siempre estoy muy atento a todos sus emprendimientos, proyectos o cambios de trabajo. Daniel Valli es Director de una consultora de comunicación muy importante y una carácteristica que siempre tuvo muy marcada, es su compromiso por mejorar el entorno en el que se mueve, sea el laboral o el personal.

El sábado, me llamó la atención que me invite a sumarme a un grupo en Facebook;

  • porque en lo personal cualquier grupo de FB me suena a algo improvisado y sin fundamento y
  • porque en general son creadas como oportunidades para comunicar cosas que son muy pasatistas…

En este caso, me sorprendió mucho y me sentí con el felíz compromiso de sumarme a la partida.

La invitación textual de Daniel decía: “Creo que es una iniciativa muy buena para apoyar.  Decime qué te parece?  Te animás a cocinar un lunes????  Daniel”.

Así de simple y así de desafiante, ¿Te animás?. Y bueno, lo primero que hice fué sumarme al grupo y lo segundo aprovechar para compartirlo con Ustedes.

En el Pasaje del Correo, Vicente Lopez 1661, El Restaurant SIROP crecé con su propuesta ininterrumpidamente desde el año 2001 de la mano de la Familia Numer. Según lo que ellos mismos cuentan en su Grupo de Facebook, desde hace unos años, los días en que el restaurant cerraba, aprovechaban los dueños junto a un grupo de amigos para reunirse a cocinar y pasar un buen rato juntos. Una de esas tantas noches, viendo que cocinaban más de lo que comían, se propusieron preparar unas viandas y como misión para cada uno de los invitados, antes de llegar a sus respectivos hogares, debían entregarsela a alguien que encuentren desprotegido y solo en la calle.

Un amigo norteamericano que también era de la partida, les dijo un día que “era verdaderamente un MEAL ON WHEELS” y el nombre así quedó sellado.

Éste año, a partir de hoy lunes 24 de agosto, se abren a quienes quieran sumarse a esta iniciativa. ¿Cómo? Mandando un mail a sirop@siroprestaurant.com aclarando si pueden aportar auto para reparto y el resto para ir en el auto bajándose a entregar la comida. El desafío para el año es juntar en total 200 voluntarios que de a grupos de 4 puedan donar 3 horas de tiempo un lunes [de 18 a 21 hs.]. Con esto se van a asegurar de tener continuidad al menos hasta fin de año.

Hasta que se consiga un sponsor que aporte los materiales descartables para la comida, van a pedir un apoyo de $20 a cada uno.

No tengo dudas que quienes se sumen, vamos a vivir una experiencia poco conocida y que nos hará crecer mucho como personas.

Felicitaciones al equipo de Sirop y mucho éxito con este emprendimiento!!!

*en la foto Agustina Numer de Sirop (tomada prestada de Critica Digital)

Casa de la Bondad ¡Manos a la Obra!

manos abiertasHoy domingo, estaba en misa por la tarde en la Parroquia del colegio al que fuí.

Cómo todos los días, siempre espero que algo o alguien me movilice un poco…. Estamos en una país que por momentos nos hace sentir que todo lo que pasa es malo y que dentro de toda esa “maldad” no hay lugar para buenas acciones y buenos proyectos, especialmente los que no tienen lucro.

Terminando la celebración, en los clásicos “avisos parroquiales” presentaron un proyecto que me impactó, por lo comprometido y por la situación en que se activa ese compromiso.

La Fundación Manos Abiertas (www.manosabiertasweb.org.ar) desde hace 10 años trabaja con la misión de “promover y dignificar la persona humana, mejorando su calidad de vida, aliviando y suavizando las necesidades que surgen de las situaciones de pobreza, dolor o cualquier tipo de carencia”.

Uno de los proyectos que tiene en marcha actualmente es la CASA DE LA BONDAD, que está pensada para que la gente carenciada que está en Fase 4 de sus afecciones (según lo que explicaron es que les queda como máximo 6 meses de vida) y para que allí puedan tener un final de su vida repleto de amor, de cuidados, de cariño…. en fin, de lo que nunca en su vida tuvieron. Es una obra que me impresiona porque allí solo va a morir la gente y los que allí trabajen tendrán que convivir con esa experiencia cada día. Me imagino que toda esta gente son por demás generosa y sin duda muy especial.

La casa, que está ubicada en la calle Moreno 2448 está en su última estapa de obra y necesita del apoyo de todos para poder comenzar a brindar ayuda a esta gente necesitada. Para esto hay diversas maneras de colaborar, de acuerdo a las posibilidades de cada uno, con aportes únicos o colaboraciones mensuales. Para informarse sobre esto acercarse o llamar a Fundación Manos Abiertas en Av. Cordoba 1352 PB o por teléfono al 4371-5869

Gracias.